¿Es importante la estimulación psicomotriz?

¿SABÍAS QUE…?

La educación o estimulación psicomotriz, es un instrumento de prevención de posibles trastornos y dificultades de los aprendizajes escolares posteriores.

Conviene siempre aprovechar la etapa de la educación infantil, previa a la fase primaria de escolarización, para realizar una adecuada estimulación del desarrollo psicomotor y de los procesos de adquisición de habilidades motrices básicas. Esta educación o estimulación va a repercutir directamente en una mejora de las capacidades cognitivas y funciones ejecutivas, particularmente en el lenguaje, que al compartir región cerebral, se va a beneficiar de la estimulación sensorial, perceptiva, simbólica y representativa, que propone la educación psicomotriz.

Esto ya lo comprobamos en la práctica e implementación de programas de desarrollo de la inteligencia que hemos llevado a cabo en nuestro centro (Mairena) y en los CEIs en los que trabajamos. La mejora en el área motriz va reñida, si no hay una patología subyacente, a la mejora en el área del lenguaje.

La práctica psicomotriz como instrumento educativo y preventivo, se fundamenta actualmente sobre cuatro actitudes o perspectivas pedagógicas que se inspiran en teorías que os resultarán familiares:

– La pedagogía del éxito (se parte de actividades que saben realizar, y se apoyan en el éxito de esas tareas para conseguir la motivación para realizar tareas cada vez de mayor complejidad)

– La pedagogía por objetivos (se persiguen objetivos procesuales y finales de forma personalizada e individual, por lo que no se promueve la competición entre ellos)

– La pedagogía centrada en el niño/a (parte de los interesas personales de los niños, actividades basadas en cosas que les gustan, dándoles la oportunidad de que sean creativos y responsables de su actividad)

– La pedagogía de la comunicación (se favorece y facilita la expresión de sentimientos y estados emocionales de forma adecuada, partiendo de un trabajo de disponibilidad y aceptación por parte del educador o educadora; parte de la idea de que para llegar a planteamientos cognitivos y representativos, hay que pasar antes por planteamientos afectivos y simbólicos)

– La pedagogía constructivista (la propia actividad cognitiva, afectiva y motriz va a ser la que permita al individuo desarrollarse progresivamente. Ante los nuevos aprendizajes uno construye significados partiendo de experiencias que ya ha vivido; el aprendizaje significativo, al fin y al cabo, es precisamente el que parte de las experiencias personales para construir nuevas relaciones con los elementos novedosos, y la estimulación psicomotriz va a ofrecer continuamente experiencias en las que establecer esas nuevas relaciones de significados)

Estas son algunas de las actividades que podemos trabajar, integrándolas de forma atractiva en los juegos con los más pequeños.

(Extracción de «Psicomotricidad y Educación Infantil»)

Y… ¿Qué beneficios directos tiene la estimulación psicomotriz? ¡Son muchos! Y todos muy importantes para que se produzca un desarrollo integral de todas las áreas evolutivas del niño/a.

En Atenea nos fascina nuestra profesión, nuestra labor. Sentimos verdadera vocación por lo que hacemos, y eso es lo que hace que nuestro trabajo sea efectivo y excepcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *